Nos adaptamos a sus Necesidades en Calefacción

Disfrutar de una temperatura cálida, agradable y estable contribuye al confort climático. Combatir el frío no sólo una cuestión de bienestar, sino que afecta decisivamente a la economía familiar y la corporativa.

Le presentamos diferentes Sistemas de Calefacción que nos permiten adaptarnos a cualesquiera que sean sus necesidades. Desde los tradicionales sistemas de calefacción por calderas de gas con radiadores, sistemas inverter, sistema de vanguardia Aerotermia (Calefacción, Refrigeración y Agua Caliente Sanitaria) así como los sistemas de calefacción por suelo y techo radiante.

Calefacción Aicasol

Realizar una acertada elección de los sistemas de calefacción y llevar a cabo un correcto mantenimiento de los mismos supone vivir mejor y ahorrar más.

Le ofrecemos los siguientes servicios relacionados con la calefacción:

  • Evaluación y asesoramiento
  • Instalación
  • Revisiones y puesta a punto de instalaciones

Calefacción Aicasol

Si está interesado en hacer algún tipo de instalación de calefacción en su hogar, oficina o negocio, contacte con nosotros somos profesionales del sector de la calefacción en centros de trabajo, entidades bancarias grandes y pequeñas empresas y por supuesto en millones de hogares.

Estaremos encantados de informarle sobre las mejores soluciones según sus necesidades. Trabajamos con las mejores marcas del mercado.

El Ahorro está en el aire

Existen múltiples sistemas para calentar tu hogar, calderas de gas, calderas de gasoil, calderas eléctricas, etc… por lo que seguramente te decantarás por usar uno u otro en función de aspectos relacionados como la disponibilidad de suministro o el precio de la energía, etc.

No es lo mismo contar con una red de suministro de gas natural que estar en una zona donde no hay esta posibilidad. En este caso, tendremos que contar con otro tipo de combustibles, como tanques de propano o gasoil u optar por un sistema innovador como la Aerotermia.

Las calderas de gas natural de condensación producen agua caliente a baja temperatura 40-60 °C, con un alto rendimiento y, por tanto, emisiones más reducidas de CO2. Debido al cambio normativo de 2015 solo es posible fabricar calderas de condensación. Este tipo de calderas son más eficientes al aprovechar parte de la energía que antes se desaprovechaba y, además, tienen un impacto medioambiental mínimo.

Caldera de Gas Aicasol

En Aicasol, disponemos de una amplia gama de calderas de condensación, para que nuestros modelos se adapten perfectamente a las necesidades de cualquier tipo de hogar, sean cuales sean las necesidades de nuestros clientes tenemos una solución.

Las calderas de gasoil, como su nombre indica, usan el gasoil como combustible. En comparación con otras calderas, son económicas, tienen un mantenimiento sencillo y requieren de un espacio para instalar el depósito de gasoil. Son una opción muy usada en casas grandes, locales y naves de gran tamaño ya que pueden calentar una estancia en poco tiempo. También son el sistema de calefacción más recomendado en casas aisladas donde no llega la canalización del gas. Como contrapartida, las calderas de gasoil contaminan más que las calderas de gas natural.

Las calderas de gasoil prestan especial atención a la seguridad: están preparadas para soportar mayor temperatura que otras calderas e incorporan muchos accesorios enfocados a que ante cualquier problema se apaguen automáticamente. Si vas a instalar una caldera de gasoil, es recomendable que elijas una marca reconocida que te garantizará una mayor seguridad del sistema.

Calderas Gasoil Aicasol

En Aicasol, te diseñamos la instalación de tu calefacción, y la instalamos y entregamos en perfecto funcionamiento, dedicando nuestros mejores esfuerzos para que nuestros clientes queden completamente satisfechos.

La energía aerotermica ofrece de manera unificada Calefacción, Aire acondicionado y Agua Caliente Sanitaria. Además de ello, es ideal para usar en combinación con suelo radiante y energía solar, puede implantarse en obra nueva o en proyectos que se reformen. Estos aparatos de última generación funcionan igual que una bomba de calor tradicional, pero con el plus de ofrecer tres funciones distintas: refrigeración en verano, calefacción en invierno y agua caliente sanitaria todo el año.

Esquema Aerotermia Aicasol

En invierno el sistema hace circular el calor por radiadores, suelo radiantes o fancoils para calentar la vivienda. Una bomba de calor inverter aspira el aire exterior y transfiere las calorías que posee a un módulo hidráulico, ubicado en el interior del hogar, que va a ceder esa energía térmica al sistema de calefacción de la casa o al agua caliente sanitaria. En verano se invierte el proceso y mediante suelo radiante-refrescante o fancoils se produce un efecto de refrigeración.

Calefacción Suelo Radiante Aicasol

El rendimiento energético de la Aerotermia es muy alto. Por cada 3 o 4 kw que se emplean para la climatización y/o calefacción sólo se precisará 1 de gasto en energía eléctrica que origina la equipación de Aerotermia. Con lo cual, alrededor de un 75% procede de la energía gratuita del aire y sólo un 25% del consumo eléctrico. Contacte con nosotros. Somos una empresa consolidada en el sector, estaremos encantados de informarle. Trabajamos con las mejores marcas del mercado.

Aicasol lleva el confort a su hogar

En las instalaciones de climatización y especialmente en las de calefacción, un emisor es un dispositivo (un intercambiador) que emite calor, cediéndolo al ambiente habitado.

El emisor más conocido es el radiador, pero también son emisores los convectores y el suelo radiante.

En el caso de los radiadores, la temperatura del emisor prácticamente coincide con la del fluido caloportador. Por lo tanto, la regulación de los radiadores (potencia que proporcionan) puede hacerse cambiando la temperatura del caloportador o variando el caudal que los atraviesa.

En el caso del suelo radiante, la temperatura de emisión ha de ser relativamente baja. Una temperatura superior a 29 ºC puede causar dolencias en las piernas de los usuarios. Dado que las tuberías van a cierta profundidad bajo el suelo y llevan cierta separación entre ellas, la temperatura del fluido caloportador es más alta que la superficial; al distribuirse el calor por la masa de obra que envuelve las tuberías, baja la temperatura; en cualquier caso, la del fluido caloportador no debe superar los 55 ºC y la de la superficie los 28…29 ºC. La regulación se hace mediante la temperatura del fluido caloportador, que, a su vez, variará la temperatura del suelo.

Se denomina suelo radiante al sistema de calefacción que emplea el suelo de un local como emisor de calor. Dada la extensión superficial del emisor se emplean bajas temperaturas, porque la emisión depende de la diferencia de temperaturas entre el emisor y el ambiente y de la superficie del emisor (a mayor superficie de emisión será necesaria una diferencia de temperaturas menor). Algunas normativas limitan esta temperatura del suelo a 28 o 29 ºC.

La gran ventaja de este sistema de calentamiento es que incide sobre la temperatura resultante, en la que intervienen la temperatura radiante media y la temperatura seca del aire, de modo que, en este caso, al haber una temperatura radiante media más alta, puede bajarse la temperatura seca del aire dos o tres grados, disminuyendo en esa medida las pérdidas de calor del local hacia el exterior, sin disminuir las prestaciones en cuanto a comodidad térmica (sensación térmica). Es un sistema que produce movimientos reducidos del aire, dada la baja temperatura de emisión y la extensión del emisor, y conviene por ello en locales de techos altos, evitando en gran parte el problema de la estratificación térmica del aire, que acumularía el aire caliente en la parte superior del local, lejos de la zona ocupada.

En el suelo radiante, la temperatura a la que el agua fluye por su interior es moderada, de 35 a 45 ºC, a diferencia de los 70-90 ºC del sistema que utiliza radiadores, por lo que podría usarse con colectores solares, sin necesidad de calentador de apoyo.

Calefacción Aicasol 03

Los elementos que componen el sistema son:

  • Tubo de plástico o multicapa. Es un tubo de polietileno de alta densidad, reticulado por radiación de electrones. Las técnicas puestas en servicio para la fabricación aseguran una gran regularidad dimensional (diámetro y espesor de las paredes). Por las mejores características en cuanto a resistencia mecánica y térmica, la tubería multicapa es la mejor opción para la realización de estos circuitos.
  • Placas de aislamiento. Suelen hacerse de poliestireno expandido, a veces elastificado, y sirven para evitar que el calor se difunda hacia el piso inferior.
  • Aislamiento periférico. Es conveniente separar mecánica y fónicamente la placa base del suelo radiante de los tabiques. Esto se consigue mediante el aislamiento periférico, constituido por unas tiras de poliestireno expandido.
  • Fijación de los tubos. Para sujetar el tubo a las placas de aislamiento, en ciertas patentes, la fijación se hace mediante tetones que forman parte de las placas de aislante térmico y sujetan adecuadamente hasta que los tubos queden empotrados en la capa de mortero que los recubrirá. También se utilizan unas grapas autoperforantes que, clavadas sobre los tacos-guía en las zonas curvas del tubo, impiden que este se desplace de su posición.

Suelo Radiante Aicasol

  • Conjuntos de distribución. Los diferentes circuitos formados por los tubos van unidos a un colector de ida y otro de retorno. Para un correcto funcionamiento de los circuitos, los extremos de las tuberías deben estar situados en un nivel más alto que el de su recorrido, para conseguir un buen purgado del aire que pueda introducirse en ellas, por lo que estos colectores, en los que estará el purgador, deben ir alojados en un armario colector en un muro. En los colectores, además, se situarán las llaves de regulación y equilibrado de los circuitos. Estos conjuntos de distribución estarán conectados a la caldera por medio de una red bitubular (tuberías de ida y de retorno), semejante a las que alimentan la calefacción por radiadores.
  • Mortero. Normalmente autonivelantes de anhidrita o cemento. La fluidez de estos morteros evita que se generen burbujas de aire (que son aislantes térmicas) y facilitan la distribución del calor.
  • Solado. Como se ha dicho, es conveniente que no sea aislante térmico. Puede ser de baldosa hidráulica, baldosa cerámica o diversos tipos de piedra (mármol, granito, pizarra,…).

Un radiador es un aparato cuyo objetivo es transferir el calor que ha recibido de un fluido caloportador al ambiente de un local, mediante convección y radiación. Existe un gran número de tipos de construcción que difieren, tanto en el modelo (radiador, panel, convector), como en el material de que están construidos (hierro fundido, chapa, aluminio) y desde luego, en el rendimiento.

Los radiadores por elementos son el tipo de radiador más extendido. Se componen de elementos iguales que se unen entre sí mediante manguitos roscados derecha-izquierda hasta formar la potencia deseada. Los hay de diferentes dimensiones en altura y profundidad. Inicialmente fueron de hierro fundido, cuya principal ventaja es la resistencia a la corrosión. En la actualidad se han impuesto los de aluminio, más ligeros y de mayor potencia para un mismo tamaño, gracias a que permiten más superficie por elemento.

Radiadores Aicasol

Los radiadores pueden instalarse de dos formas:

  • Sistema monotubo
    En el sistema monotubo los radiadores se conectan en serie. Los radiadores con la tubería, forman un anillo que parte de la caldera, une cada radiador con el siguiente y vuelve a la caldera. Si todo el caudal del bucle pasa por cada radiador y se utilizan válvulas convencionales, el cierre de un radiador pararía la circulación en todos ellos. Por esta razón, cada válvula monotubo está provista de un baipás que permite la circulación en el bucle, aun cuando se hayan cerrado uno o todos los radiadores del mismo.
  • Sistema bitubo
    En este caso los radiadores se instalan en derivación o paralelo. Una tubería de ida parte de la caldera y va dando entrada a todos los radiadores, cuyas salidas son recogidas por otra tubería, que retorna el caudal a la caldera. En este tipo de instalación, cada radiador dispone de una válvula de entrada, generalmente por la parte superior, denominada de reglaje, y otra a la salida por la parte inferior, denominada detentor. Por cada radiador deberá circular un caudal igual a su potencia dividida por el salto térmico elegido. El caudal total de la instalación, que deberá suministrar la bomba de circulación, será la suma de los caudales por cada radiador.

Si está interesado en hacer algún tipo de instalación de calefacción en su hogar, oficina o negocio, contacte con nosotros somos profesionales del sector de la calefacción en centros de trabajo, entidades bancarias grandes y pequeñas empresas y por supuesto en millones de hogares.

Estaremos encantados de informarle sobre las mejores soluciones según sus necesidades. Trabajamos con las mejores marcas del mercado.

Principales Marcas

Trabajamos con las mejores marcas del mercado.

Clasificaciones

Clasificaciones y certificados de las distintas administraciones.

Sellos Aicasol

Información de contacto

¿Tienes un proyecto de climatización en el que te podamos ayudar? Rellena el formulario y nuestro departamento técnico se pondrá en contacto contigo. ¡Gracias por tu interés!

NOMBRE *
APELLIDOS *
CORREO ELECTRÓNICO *
TELÉFONO

ASUNTO

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARLE?